BEAGLE

El éxito de este pequeño sabueso depende de una belleza singular, su tamaño reducido, su pelo corto y de fácil cuidado y su predisposición al juego, siendo un perro ideal para quien pretende un compañero de excelente dotes físicas y psíquicas. Es alegre juguetón y muy resistente a la exigencia deportiva. Se lo busca principalmente como perro doméstico, pero también es un excelente perro de caza y debido a su refinado olfato es muy utilizado como perro de rastro sobre todo en los aeropuertos y otros operativos para la detección de estupefacientes. Es un perro elegido también para las investigaciones científicas de los laboratorios debido a su tamaño ideal y la facilidad para mantenerlo limpio.  Es un perro armónico, compacto, potente y macizo, con un hermoso pelaje, que combina los colores de una forma poco menos que artística. Se adapta a todo tipo de clima. Su pequeño tamaño sumado a su gran resistencia, su pelaje corto y su buen apetito hacen de él un perro ideal. El Beagle es un animal cariñoso, alegre y muy limpio, ideal para la familia. Es un perro muy sano y robusto por lo que rara vez hay que llevarlo al veterinario. Es tenaz, apasionado, intrépido, despierto y se hace querer de inmediato. Es un animal sumamente sociable, ya que por naturaleza está acostumbrado a vivir en jauría. Su sentido de la compañía es muy alto y es un amigo fiel e inseparable. Gusta mucho de hacer ejercicio y no tendrá problemas en salir a correr con su amo. El Beagle sustituye la jauría con la familia que lo cría, por eso es cariñoso, juguetón e incondicional especialmente con los niños en los que encuentra un perfecto compañero de aventuras y el único capaz de no cansarse de jugar, al igual que él. Puede vivir perfectamente en un departamento sin jardín, si generalmente hay una persona en casa y se lo saca a pasear 2 o más veces por día. Necesita desgastar energía. Es muy guardián, sobre todo la hembra. Aunque, por supuesto, no será capaz de amedrentar a un potencial intruso. Tiene una excelente nariz y repentinamente pueden decidir ignorar al dueño y seguir algún rastro que llame su atención. Por este motivo suele decirse que se escapan a menudo, pero esto jamás es un escape, sino un paseo que terminará siempre donde comenzó: su propia casa.De todos modos, esta característica no es algo que no pueda solucionarse fácilmente con una correcta educación. El Beagle necesita una educación firme para evitar que se presenten inconvenientes de dominancia sobre todo en los machos.Se debe cuidar muy bien la alimentación sobre todo si no realiza demasiado ejercicio ya que de lo contrario tenderá a la obesidad.Si desea recibir más información sobre la raza Beagle, solicítela y se la enviaremos a la brevedad.